Tras cerrar de manera inmejorable la temporada pasada, la quinteta maderista busca trabajar fuertemente para seguir cosechando éxitos.

 

San Andrés Cholula, Puebla.- Después de lograr un histórico campeonato nacional en la División II de la Liga de la Asociación de Basquetbol Estudiantil, e implantar una marca perfecta en dicha categoría, los Tigres Blancos de la Universidad Madero han iniciado su preparación de cara al próximo ciclo de competencias, mismo en el que participarán en la División 1, la élite del deporte ráfaga colegial en México.

Los Tigres Blancos UMAD retomaron sus entrenamientos en el Gimnasio Enrique Taylor y lo hicieron con el mejor de los ánimos puesto que las prácticas representan la antesala a su reaparición en la categoría de mayor nivel en el basquetbol estudiantil.

El coach Juan Manuel Solano indicó que si bien el equipo le da justo valor al título que semanas atrás consiguió en Xalapa, hoy su mira está puesta en trabajar a tope porque el reto de jugar en División 1 y aspirar a ingresar a los Ocho Grandes es algo más exigente.

“Volvemos a la división más competitiva y estamos muy contentos por esto porque la exigencia nos hace mejores atletas, estudiantes y personas. Cuando uno se exige y al mismo tiempo lo exigen no queda de otra más que ir para adelante, crecer, desarrollarse y hacerse más fuerte. Tengo un equipo con jugadores de experiencia en División 1 y también muchachos que carecen de la misma, pero todos comparten la responsabilidad de hacer de Tigres Blancos un equipo ganador”.

El coach Juan Manuel Solano profundizó en el tipo de preparación que llevará a cabo su equipo, en el plan de trabajo en cancha y el calendario de actividades a realizar, incluido su debut en la edición 2022-2023 de la Liga ABE.

“La preparación se divide en las partes física y de cancha. Trabajaremos cuatro semanas fuertes en el tema de acondicionamiento y en la quinta empezaremos a jugar y tendremos cinco o seis partidos de preparación. En lo físico el trabajo es de fuerza, resistencia y explosividad. A finales de este mes iniciaremos con los partidos amistosos con rivales por definir y durante los primeros días de septiembre tendremos participación en una copa a disputarse en Puebla. Por otra parte, estamos en proceso de afinar detalles en lo que respecta a calendario, pero tentativamente iniciaríamos temporada entre el 23 y 24 de septiembre y el torneo en su fase regular terminaría aproximadamente el 15 de abril de 2023. En esta ocasión los Ocho Grandes serán en Puebla y nosotros tenemos muy claro que queremos estar ahí”, finalizó el coach de los Tigres Blancos UMAD.

Aviso de privacidad: http://www.umad.edu.mx/avisodeprivacidad/