Los profesores tomaron el curso “Las DIEZ habilidades del instructor”, debiéndose adaptar a culminarlo online debido a la pandemia.

San Andrés Cholula, Puebla.- Con la asistencia de autoridades de la UMAD y del IMM, culminó el curso de capacitación institucional “Las DIEZ habilidades del instructor” en su versión online, el cual se había programado antes de la contingencia por Covid-19, y a partir del cual, se integraron tres grupos con su respectivo tutor.

Los autores del libro “Las DIEZ habilidades del instructor” compartieron una breve reseña del desarrollo del Programa Inteligencia y animaron a los docentes a seguir practicando las habilidades para integrarlas a sus recursos constructivistas.

El Mtro. Job César Romero, rector de la Universidad Madero, dirigió un mensaje de aliento y desafío a los docentes que terminaron el curso, al tiempo de felicitar al personal que hizo posible este curso en línea.

Por su parte, la Mtra. María Eugenia Blanca, coordinadora del Programa de Inteligencia y la Mtra. Martha Castro Coordinadora de Desarrollo Profesional, reconocieron el apoyo de Campus Virtual, así como de la Lic. Adriana Valderrábano, jefa de Recursos Humanos, en este proyecto y el esfuerzo de los docentes que participaron en el curso.

Algunos profesores expresaron el agrado de su participación en un curso donde las instrucciones son claras sobre qué hacer y cómo aprobar.

El Dr. Marcos Palafox, coautor de la obra, señaló que el curso fue motivado por la notable aceptación que ha tenido el mismo en su versión presencial, pero que, ante el desafío de ponerlo al alcance de todos los docentes —aun fuera del Sistema Educativo Metodista—se aceptó el reto de diseñar un curso mediado por tecnologías, conservando el énfasis práctico para el desarrollo de habilidades.

Explicó que, con el acompañamiento de un tutor, el participante debe producir un breve video que sirve de muestra y de evidencia del anticipo de una práctica docente basada en diez estrategias constructivistas.

Al igual que sucede con el texto impreso, donde los ejemplos favorecen la comprensión procedimental de las habilidades, en el curso se incorporan actividades de repaso y verificación de los contenidos de dominio práctico.

Por estas razones animó a los docentes a profundizar una práctica reflexiva docente en la que los mayores beneficiados serán los alumnos a quienes enseñan, pues resaltó el valor de la metacognición como una herramienta mental para los estudiantes con la que pueden gestionar por ellos mismos sus propios aprendizajes.

Aviso de privacidad: http://www.umad.edu.mx/avisodeprivacidad/