Uziel Marrufo recomendó a los jóvenes empezar a trabajar desde que estén estudiando la carrera para adquirir experiencia y conocer gente del medio.

 

San Andrés Cholula, Puebla.– En una nueva charla dentro de los “Diálogos con Expertos” que organiza la coordinación académica de las Licenciaturas de Diseño Digital, Diseño y Negocios de la Moda y Arquitectura e Interiorismo en la UMAD; Uziel Marrufo, especialista en Diseño Arquitectónico, fundador y director de NonWarp Estudio y coordinador de Proyectos de Construcción; compartió parte de su trayectoria y cómo es ejercer la arquitectura, los retos a los que se enfrentan estos profesionistas a diario y también las satisfacciones que da el dedicarse a esta carrera con pasión.

Señaló que desde muy pequeño siempre tuvo la ilusión de ser arquitecto ya que le gustaba dibujar, pero a la vez le atraían las matemáticas, áreas que a través de la arquitectura pudo combinar.

De igual forma relató que ya tiene 16 años ejerciendo su profesión, pues comenzó a trabajar cuando estaba a mitad de la carrera gracias a una oportunidad que le brindó uno de sus profesores.

“Un amigo me comentó que uno de nuestros profesores estaba buscando a jóvenes que trabajaran en su oficina, y entonces entramos como dibujantes, pero desde un principio nos dio la oportunidad de participar en concursos, muchos de ellos que ganamos; también hubo varios proyectos que finalmente se materializaron convirtiéndose en obras; y después de año ya era responsable de área de diseño. Cuando acabé la carrera ya pude dedicarme a trabajar de tiempo completo”.

De esta forma recomendó a los jóvenes que mientras están estudiando comiencen a involucrarse en su carrera para adquirir experiencia y relacionarse con personas del medio.

En cuanto al proceso que implica una obra arquitectónica señaló que para él la parte más bonita es el diseño, pero la más larga y laboriosa es cuando ya se ejecuta la obra pues implica la planeación financiera, distribuir adecuadamente los recursos, y obviamente la construcción, además de enfrentarse a algunos temas burocráticos, que también hay que aprender a manejar.

Por otra parte, habló sobre los retos que ha implicado ser fundador y director de NonWarp, estudio de arquitectura que hace algunos años decidió crear, señalando que en ocasiones resulta complicado dirigir a un equipo de al menos 40 personas con perfiles y formas de trabajar muy diversas, que van desde otros arquitectos, hasta maestros de obra, carpinteros, herreros, electricistas; y ser el responsable del trabajo que cada uno realiza.

También habló de los accidentes a los que siempre se está expuesto en una obra y estar constantemente haciendo conciencia en cada trabajador sobre la importancia de usar el equipo de protección necesario.

Sin embargo, reveló que cuando un arquitecto logra formar a su equipo, cada integrante se convierte en parte fundamental y hay mucha confianza entre todos, aunque consideró que también es importante involucrarse al 100% en la obra o como dicen en el ámbito: “ensuciarse los zapatos”.

Sobre su futuro y el de NonWarp, comentó que, si bien no le gusta planear mucho a largo plazo, espera continuar creciendo con base en ética y valores, además de seguir aprendiendo como profesionista. Finalmente recomendó a los estudiantes que sea cual sea la carrera que escojan, elijan algo que realmente les apasione y los motive a no sólo ejercerla sino a seguir enfrentándose a retos dentro de su profesión y abrirse al constante aprendizaje

Aviso de privacidad: http://www.umad.edu.mx/avisodeprivacidad/