La coordinación de Derecho invitó a la activista Larissa Huerta en el marco del “Día Naranja” del mes de febrero.

San Andrés Cholula, Puebla.– En el marco del “Día Naranja”, el cual se conmemora los días 25 de cada mes como un recordatorio para actuar, generar conciencia y prevenir la violencia contra las mujeres y niñas; el pasado viernes 25 de febrero, la coordinación académica de la Licenciatura en Derecho de la UMAD organizó la conferencia “La importancia de la sororidad como herramienta de combate a la violencia”.

A cargo de la Mtra. Larissa Huerta Rodríguez, psicóloga, activista y terapeuta feminista quien cuenta con una Maestría en Estudios de Género, y además se desempeña como docente a nivel superior; la conferencia inició con la definición de violencia y cómo está dividida, haciendo hincapié en que al estar “tan normalizada, es difícil detectarla a simple vista en la vida cotidiana”.

De igual forma, la ponente explicó en qué consiste la sororidad, explicando cómo surge y cuál es su papel en el feminismo.

“Si bien sabemos que la fraternidad existe y se puede definir como la hermandad entre hombres, debemos conocer que la sororidad es básicamente eso, una alianza de y para mujeres; y ocurren diversas cuestiones por las que surge el concepto, una de ellas por el hecho de que solo nosotras conocemos la complicación de ser mujeres, y todos los obstáculos que tenemos que atravesar a lo largo de nuestras vidas”.

La experta mencionó que a las mujeres normalmente se les cuestiona de todo, en aspectos como gustos, sexualidad o cargos laborales, dando por entendido en este último caso que “si su puesto es alto es porque tal vez se vendió para obtenerlo”, quitándole automáticamente el reconocimiento y esfuerzo que pudo haber tenido. Agregó que “este sistema patriarcal nos tiene tan alejadas e invalidadas que nos hace parecer que no somos capaces de lograr algo con solo esfuerzo”. En este punto también mencionó que la competencia entre mujeres en ocasiones se convierte en algo dañino al grado de “volvernos enemigas unas con las otras, haciendo que incluso seamos violentas entre nosotras en una sociedad violenta con mujeres”.

Por ello, puntualizó que para lograr un cambio en este aspecto, es necesario encontrar o detectar la violencia, y posteriormente iniciar una lucha conjunta, no como mejores amigas, sino unidas, comprendiendo cuáles son esos obstáculos que tienen las mujeres y que se deben erradicar para vivir plenas en una mejor sociedad.

“La sororidad busca juntar nuestras ideas, borrar prejuicios de todo acto que como mujeres hagamos, nos permite buscar nuestra igualdad, libertad y oportunidades”, finalizó la ponente.

Con estas actividades, la coordinación de Derecho y la Universidad Madero, buscan hacer conciencia entre los jóvenes y la comunidad en general, para lograr una sociedad más justa y libre de violencia hacia las mujeres

Aviso de privacidad: http://www.umad.edu.mx/avisodeprivacidad/