La Universidad Madero celebró con sus alumnos, docentes, administrativos y directivos, 35 años de formar profesionistas exitosos.
San Andrés Cholula, Puebla.- Entre la satisfacción y el júbilo, la Universidad Madero celebró su trigésimo quinto aniversario con un sencillo pero emotivo evento que incluyó tanto anécdotas del pasado como una evaluación del presente y los retos que vienen en el futuro.

“Momentos como estos no solo nos permiten celebrar, sino también hacer una pausa para ver el trayecto de la Universidad: cómo surge, en dónde está y cuál es su rumbo”, señaló el Mtro. Job César Romero Reyes, rector de la UMAD, al hablar de los inicios de la institución cuyo nombre en un principio fue Escuela Superior de Administración y Contaduría, con estudios incorporados a la Universidad Nacional Autónoma de México; siendo hasta 1986 cuando obtuvo el nombre oficial de Universidad Madero.

El rector recordó además que la construcción de los edificios A y B fue todo un reto que se logró gracias a la visión de la Universidad Metodista de Piracicaba Brasil, quien recomendó a la UMAD buscar apoyos del gobierno mexicano, y fue así que en el año de 1989 la universidad aprovechó un programa para el desarrollo de la educación con el respaldo de Bancrecer.

Hoy a 35 años de distancia, la Universidad Madero se ha consolidado como una de las mejores instituciones de educación superior a nivel estatal siendo parte del Consorcio Universitario; a nivel nacional como una de las más sobresalientes en FIMPES, e incluso en el ámbito internacional formando parte de la Asociación Latinoamericana de Instituciones Metodistas de Educación (ALAIME) y de la International Association of Methodist Schools, Colleges, and Universities (IAMSCU). Esto gracias a programas en los que ha sido pionera como el de la carrera de Comercio Exterior y Derecho Aduanero , o el de Mercadotecnia, así como las prácticas profesionales, programa de inteligencia y programa de deportes.

Al evento se dieron cita fundadores y directivos que vieron nacer y crecer a la UMAD. También estuvieron presentes alumnos, exalumnos, docentes, administrativos y directivos que hoy forman parte de la gran Comunidad Madero. El festejo concluyó con el tradicional brindis y la partida del pastel en conmemoración de estos primeros 35 años de vida.