La Comunidad Maderista se sumó para apoyar la campaña de “La llama de la Esperanza”.

San Andrés Cholula, Puebla.- Por segundo año consecutivo, la UMAD a través de la Vicerrectoría de Desarrollo Institucional, organizó y llevó a cabo el evento denominado “Un día para dar” obteniendo una gran respuesta por parte de toda la comunidad; incluyendo alumnos, maestros, personal administrativo y directivos.

Desde muy temprano, todos iniciaron con los preparativos, colocando stands de comida y juegos, cuyas ganancias obtenidas serían aportadas a la causa. Alumnos de distintas licenciaturas instalaron módulos de dinámicas y juegos, haciendo gala de su creatividad y gran entusiasmo para contribuir a la importante labor social que implica dicho evento.

En punto de las 9:30 horas, el Mtro. Job César Romero Reyes, rector de la UMAD; y el Mtro. Donaciano Alvarado Hernández, vicerrector de Desarrollo Institucional, dieron inicio al evento, aportando su respectiva donación e invitando a toda comunidad a sumarse y a ser parte de la cultura del “dar”, enfatizando en lo importante que es el aportar sin esperar nada a cambio.

Más tarde, el Lic. Marco Antonio Laurent impartió la conferencia “Generosidad: clave del éxito empresarial”, donde acentuó la importancia de dicho valor, así como de la bondad; demostrando a través de dinámicas que el dar, multiplica, lo cual va acorde con el propósito de la importante causa que difunde la universidad.

De igual forma, se llevó a cabo un show de ilusionismo, donado por el alumno Fernando Álvarez, estudiante de la licenciatura en Imagen y Relaciones Públicas. Entre música, risas y sorpresas, ofreció un espectáculo que dejó a más de uno con la boca abierta, motivando a los estudiantes a aportar su “granito de arena”.

En la recta final del evento, se realizó la rifa, que por esta ocasión fue por 10 mil pesos, en la que resultó ganador Diego Arturo Olivares.

El evento culminó con la recaudación de $99,415, y un agradable sabor de boca entre todos los participantes, por haber colaborado con una causa tan noble como es “La llama de la Esperanza”, que apoya al fondo de becas de la UMAD brindando apoyo sustancial a muchos jóvenes, con la oportunidad de estudiar en una institución de prestigio. Así como el programa “Cambio de vida a personas desocupadas” a través del cual se da capacitación a personas desempleadas para reinsertarlas al mercado laboral.