San Andrés Cholula, Puebla.- Omar Ríos debutó hace tres años con el representativo de basquetbol de UMAD en una serie ante equipos del norte, misma en la que promedió más de treinta unidades por juego, anticipando lo que el estudiante de la Licenciatura en Administración e Innovación de Negocios, podría aportar al equipo dirigido por el coach Alberto Acosta Alegría.
Y el pronóstico se cumplió. El aporte de Omar Ríos fue valioso para el equipo maderista ya que se convirtió en uno los referentes de la quinteta y uno de los elementos con mayor efectividad en los rubros de puntos, disparos de tres unidades, rebotes y asistencias.
Luego de tres temporadas, Omar Ríos concluyó su etapa como jugador de la Universidad Madero, pues si bien se mantiene como estudiante, llegó a su fin su elegibilidad para participar en la Liga de la Asociación de Basquetbol Estudiantil.
Ante ello el joven hizo un recuento de lo que fue su trayectoria como jugador de UMAD.
“Terminó mi elegibilidad para poder jugar en la Liga ABE. Hay sentimientos diferentes porque por un lado es un poco difícil comprender que esta etapa de mi vida ya se acabó, pero por otro considero que fue una de las mejores de mi vida. Jugar basquetbol me dio la oportunidad de vivir en Puebla, de jugar y representar a UMAD, de estudiar y jugar a un alto nivel y también de formar parte de una familia que integran todos los que estamos en el equipo. Llegó el momento de dejar de lado el basquetbol, que es algo que me dio muchas experiencias, grandes amistades, buenas oportunidades y una carrera universitaria”.
Finalmente, el ahora ex jugador de UMAD, comentó sobre las expectativas que tiene del equipo de cara a la campaña 2016-2017 de la Liga ABE.
“Es una liga muy fuerte y por eso no será sencilla la próxima temporada, pero creo que con mucho trabajo, disposición y entrega de cada uno de los integrantes, el equipo podría dar de qué hablar y pelear por los puestos de arriba”.