El estudiante de Derecho de la UMAD realizó un intercambio en la Universidad de Sevilla, y hoy en día ya planea irse a vivir a España.
San Andrés Cholula, Puebla.- “Un profesionista no necesariamente debe nacer con vocación, sino que puede ir desarrollándola con trabajo y tenacidad”, eso es lo que opina Jonathan Espejel Pérez, alumno de séptimo semestre de la Licenciatura en Derecho de la Universidad Madero, al hablar sobre su experiencia como estudiante y los logros que se han derivado de ello.

A sus 21 años y aun faltándole un par de semestres para terminar su carrera, Jonathan ya tiene claro su futuro a mediano plazo y éste consiste en ejercer como abogado en la madre patria.

Esto lo decidió tras realizar un intercambio académico en la Universidad de Sevilla, en España, donde estuvo poco más de seis meses cursando tres materias y viviendo un sinfín de experiencias que le cambiaron su perspectiva y visión del mundo.

“Estar en Sevilla fue una de las vivencias más lindas que he tenido; el residir en un país diferente me hizo crecer mucho como persona. El ambiente estudiantil es totalmente diferente, los profesores exigen mucho pero no me fue difícil adaptarme a eso, solo fue cuestión de querer hacer las cosas y hacerlas”.

El proceso que lo llevó a vivir esta experiencia inició cuando se acercó al Coordinador del Departamento de Vinculación y Relaciones Internacionales, el Mtro. Lázaro Venegas, quien le proporcionó la información necesaria, misma que el joven posteriormente consolidó para reunir tanto los documentos, como los requisitos que lo llevarían a lograr su objetivo.

“También tuve la oportunidad de platicar con uno de mis profesores, el Dr. René Velasco, ya que él estuvo haciendo una estancia justamente en esa universidad (Universidad de Sevilla) y junto con mi coordinador, el Mtro. Alain Serrano me guiaron y me motivaron para que pudiera irme. Creo que la clave está en aprovechar las oportunidades”.

Si bien en un inicio Jonathan no estaba seguro de ser un profesional de las leyes, a medida que ha ido avanzando en su carrera se convence más de que esto es realmente lo que más le apasiona en la vida.

“Cuando yo iba a ingresar a la licenciatura platiqué con el Maestro Alain Serrano (coordinador académico de la Licenciatura en Derecho), y él me explicó desde un principio su proyecto dentro de la universidad y con los alumnos, creo que es una persona que se compromete mucho y hoy puedo decir que mis expectativas no solo se han cumplido sino que se han superado”.

Aunado a ello aseguró que estudiar en la UMAD le dio muchas ventajas, como salir del país, conocer otras culturas, otros métodos, otras leyes. Mientras que consideró que los profesores son gente sumamente preparada.

“Algo que debo destacar y que en realidad me ha enriquecido mucho, es que he tenido profesores que son jueces, magistrados, notarios, es decir gente que está laborando en un ámbito real y tiene un panorama distinto y más amplio, gente que nos comparte lo que sabe y que incluso dan oportunidad a los mismos estudiantes de practicar y trabajar directamente con ellos”.

Con todas estas experiencias y conocimientos Jonathan recomienda a los jóvenes que están por elegir carrera, que investiguen, se acerquen con expertos y confíen en sí mismos sobre sus capacidades y todo lo que pueden lograr.