Egresados de Mecatrónica e Industrial por la UMAD, tendrán ventaja competitiva importante sobre otros futuros ingenieros.

San Andrés Cholula, Puebla.- Un proyecto cuya planeación inició desde hace dos con el apoyo de dos integrantes del Consejo de Procuración de Fondos de la Universidad Madero: el Ing. Enrique Chumacero de la empresa RECH Construcciones, y el Ing. Roberto Roa de la empresa ROMIHN, finalmente logró concretarse para beneplácito de la comunidad maderista.

Se trata del Laboratorio de Automatización y Control que con nuevo equipo (adicional al brazo robótico KUKA con el que se cuenta desde hace más de tres años), pretende convertirse en uno de los mejores de la región a nivel universitario, beneficiando directamente a los estudiantes de las carreras de Ingeniería Mecatrónica e Ingeniería Industrial y Rentabilidad de Negocios.

A la ceremonia de inauguración acudieron representantes del gobierno municipal y estatal, presidentes de cámaras de comercio y empresariales como CCE y CANACO, empresarios principalmente de la rama industrial, e integrantes del Consejo de Procuración de Fondos de la UMAD.

En su intervención el Rector Job César Romero Reyes destacó la relevancia de este proyecto no solo a nivel académico, sino también al exterior de la institución.

“Es un proyecto importante porque es el primer proyecto académico fondeado por las donaciones de personas altruistas. Quiero hacer mención de cuatro puntos relacionados con éste. Primero la trascendencia de la vinculación entre las empresas y la universidad; segundo, la generosidad y la cultura de dar, uno de los elementos que la universidad está fomentando a través de diferentes programas. Tercero, el impacto tecnológico que aporta este laboratorio, Y cuarto el impacto social de las instalaciones, pues no solo serán usadas por estudiantes de la UMAD, sino también será un centro de capacitación en neumática y electro neumática para jóvenes que no continúen sus estudios.

La inversión total fue de más de dos millones de pesos y consistió en la construcción de 138 metros cuadrados y el equipamiento a través de los siguientes sistemas:

  • Un MPS, sistema completo de seis módulos que simulan una línea de producción automatizada.
  • Tres AXE, sistema de actuadores eléctricos con motores a pasos.
  • Dos tableros electro-neumáticos para prácticas de neumática básica y electro-neumática.
  • Un compresor tipo pistón de 5hp.
  • Instalación eléctrica que incluye lámparas de LED de 74 watts para el ahorro de energía

El desglose de la inversión es el siguiente:

  • Obra civil: 724 mil 588 pesos, de los cuales 220 mil 134 pesos fueron donados por parte de la empresa RECH Construcciones.
  • Equipo: 1 millón 243 mil 12 pesos, de los cuales 360 mil pesos fueron donados por parte de la empresa ROMIHN
  • En la instalación eléctrica se utilizaron 2 mil 499 metros de cable, los cuales fueron donados por el ingeniero Janitzio Badillo.
  • La alimentación para nodos de red costó 115 mil 313 pesos.

El Mtro. Donaciano Alvarado, vicerrector de Desarrollo Institucional de la UMAD destacó que la aportación de los consejeros fue trascendental en este proyecto pues mientras el Ing. Roa autorizó aplicar un descuento de más de 350 mil pesos en el equipamiento; el Ing. Chumacero además de no cobrar sus honorarios, aportó 220 mil pesos para la construcción.

La inversión restante fue en un 50% aportada por la campaña de Procuración de Fondos de la UMAD “La Llama de la Esperanza” y el otro 50% por la UMAD.