Una cultura de dar para mejorar la calidad de vida de la sociedad

Puebla es un estado rico en cultura, gastronomía, historia y tradiciones; sin embargo a pesar de ser la octava economía del país sigue enfrentando ciertos problemas sociales. Un problema social es aquel que involucra un número significativo de personas y que los pone en desventaja ante la sociedad; por ejemplo un carente acceso a los servicios de salud, educación, discapacidades, etcétera. Los expertos comentan que un problema social se cataloga de esta manera cuando afecta nuestra calidad de vida, de ahí la importancia de generar una cultura de dar.

Además de que los problemas sociales afectan directamente a ciertos grupos de individuos; un punto importante a considerar es que el Gobierno no tiene la capacidad para hacer frente a todos ellos; pero gracias a la voluntad de personas y organizaciones que buscan ayudar a los sectores en desventaja, se logran reducir en gran medida, aunque para ello necesitan de la aportación económica o en especie del grueso de la población.

Algunas personas con alto sentido altruista constantemente se unen a iniciativas como Greenpeace, Save the children, etc., lo cual significa un hecho muy loable, sin embargo las carencias están presentes en todo el mundo y muchas veces más cerca de lo que imaginamos.

Generalmente cuando escuchamos la palabra ayudar; en nuestra mente se genera la idea de aportar recursos económicos; pero no siempre es así, ya que podemos ayudar donando nuestro tiempo, nuestros talentos y nuestro tesoro.

Una persona dona su tiempo cuando participa como voluntario en alguna fundación; se le llama voluntariado porque no reciben un pago por el tiempo que destinan a ayudar. Todos podemos donar este recurso; que es uno de los más valiosos que tenemos los seres humanos, y lo podemos hacer de distintas maneras, en cualquier momento y lugar; por ejemplo cuando ayudamos a un compañero de clase a entender un tema, estamos donando nuestro tiempo.

Por otro lado; las personas donamos nuestros talentos de diferentes maneras, en las instituciones de enseñanza superior, los estudiantes donan su talento en el servicio social; ya que buscando organizaciones donde puedan poner en práctica lo que saben, colaboran creando o desarrollando determinados proyectos sociales; por ejemplo una campaña de mercadotecnia con alta creatividad.

Con base en lo anterior, ahora podemos hacer conciencia y aportar un poco de nuestros recursos para apoyar a nuestra comunidad. Recuerda que una pequeña acción en la vida de alguien hace una gran diferencia.

Fuente de la imagen