Día de la Educación Metodista

Actualmente los conocimientos académicos, los cuales adquirimos dentro de las instituciones educativas; deben tener un complemento adicional en formación de ética profesional y valores universales. En este tenor, la Educación Metodista es un excelente ejemplo ya que cuenta con principios bíblicos que fomentan la sana convivencia; y sobre todo el cambio social a través de sus egresados.

La Educación Metodista afirma la responsabilidad de colaborar, para el bienestar integral del hombre, como producto de la fidelidad a la Palabra de Dios; expresada en las Escrituras, herencia confiada por Juan Wesley.

Por tal motivo; las escuelas Metodistas desde su inicio; mantuvieron los programas de las escuelas oficiales; diferenciándose en lo particular en la formación del individuo como un actor social y por otra parte, la necesaria inculcación de prácticas igualitarias y de valores democráticos.

De ahí que, la Misión de la Universidad Madero sea:

Mejorar la calidad de vida de la sociedad formando profesionistas competentes y difundiendo conocimiento, cultura y valores.

Es el 9 de febrero de 1874 cuando los misioneros Cristianos Metodistas de Estados Unidos de América: Guillermo Butler y Clementina R. de Butler fundan en la ciudad de México un orfanato. Este, años después daría origen a lo que hoy conocemos como Instituto Mexicano Madero (institución hermana de la Universidad Madero). Por esta razón el 9 de febrero de cada año se estableció como Día de la Educación Metodista.

Retos de la Educación Metodista en América Latina

A propósito de la celebración de este año, la Mesa Ejecutiva de la Asociación Latinoamericana de Instituciones Metodistas de Educación (ALAIME); de la cual la Directora del IMM Plantel Zavaleta es la presidenta; señala que los retos de la educación en un contexto global son, entre otros, las adversidades climáticas, el incremento de problemas sociales y el cambio veloz en la tecnología.

Es por esto que las Instituciones Metodistas de Educación en América Latina; se unen para ser un ámbito que inspire a sus estudiantes a la búsqueda de la verdad mediante la razón, la investigación y el debate por medio de la libertad de pensamiento. Respetando la diversidad cultural y la humanidad, como lo proclama la palabra de Dios en las Sagradas Escrituras.

De igual forma la Mesa Ejecutiva de ALAIME hace un llamado, para que este sea un momento de reflexión y oración; renovando el compromiso con la libertad, justicia, igualdad y paz; condiciones fundamentales para la defensa de la vida y el desarrollo de las potencialidades humanas y hacer de éstas un hábito del quehacer cotidiano.